El pasado día 18 de Marzo, la Asociación celebró su asamblea general anual para rendir cuentas de la actividad realizada en el periodo anterior y presentar el balance económico del año 2018.

Desde la mesa, nuestra vicepresidenta realizó un repaso a las líneas maestras de actuación de la Asociación, relativas a los cuatro últimos trimestres, haciendo hincapié en los ejes que han articulado nuestros talleres y proyectos. Entre otros las actividades festivas de nuestro barrio, como son la cabalgata de reyes, carnavales, el entierro de la sardina, etc., todas ellas actividades gestionadas o cogestionadas por la Asociación en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid; el apoyo escolar que realizamos, ayudando a chicos y chicas del barrio que, por su situación familiar, económica, etc., se encuentran en desventaja frente al alumnado de otros distritos y que carecen de la necesaria ayuda por parte del sistema educativo público; la orientación socio-laboral, con la que tratamos de permitir salir adelante a las y los vecinos de nuestro barrio, en el contexto de una sociedad marcada por los empleos temporales, el paro de larga duración, los bajos salarios, etc.; los planes de convivencia que nos han ayudado a mejorar algunas zonas del barrio, como la Calle Estroncio, y a dirimir problemas con los ruidos realizados por los locales de ocio; la difusión de la cultura, con salidas y visitas guiadas, la celebración de actos lúdicos y culturales, y el logro de que la antigua biblioteca Caja Madrid, tras nuestra larga y tenaz insistencia, vaya a ser reabierta bajo la gestión del Ayuntamiento.

También se presentó, por parte de nuestra vocal de finanzas, el balance económico y la situación dineraria actual, informándose a los y las socias de que, aún con la modesta capacidad económica de La Unidad, un año más los ingresos han superado a los gastos, gracias fundamentalmente a la venta de lotería de la Asociación y a la participación con caseta propia en las Fiestas del Barrio.

No obstante, debemos recordar que, si podemos realizar nuestra actividad sin la presión de cubrir un alquiler y otros gastos fijos, se debe a que actualmente nuestra Asociación tiene su local cedido temporalmente por el Ayuntamiento de Madrid, y que esa cesión debe ser permanente y que deben abrirse espacios de gestión pública para evitar el ahogo económico de las entidades sociales del barrio.

Por último, se renovó la junta directiva de la Asociación, dando continuidad a las personas que desde los últimos años han trabajado por Villaverde, e incorporando a nuevas personas que pueden colaborar en las tareas y proyectos que vamos a emprender en los próximos meses.

Aprobados por unanimidad estos tres puntos centrales de la asamblea general (gestión de las actividades, balance económico, renovación de la junta directiva), celebramos un pequeño piscolabis con el que fomentar el compañerismo y el buen ambiente.

X
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas nuestro uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar